No voy a ser objetiva [1]: ‘El Secreto’ de Donna Tartt.

No voy a ser objetiva [1]: ‘El Secreto’ de Donna Tartt.

Es impresionante lo sencillo que me resulta sentarme y escribir un relato que narre la experiencia de cualquiera, y lo complicado que se me hace tener que escribir un artículo sobre experiencias propias o alguna opinión. Hoy quería hablaros del último libro que he leído pero no he sabido como empezar el escrito. Me he puesto a pensar en la envidia que me da toda esa gente que es capaz de llevar un blog de opinión, de experiencias o de cualquier cosa que no se limite a relatos. Ya ni hablar de los que mantienen activo un blog de reseñas literarias. La verdad es que no me gustaría dedicarme a reseñar libros, que conste, pero me hubiera gustado poder sentarme hoy y saber por donde empezar a contaros lo maravilloso que me ha parecido ‘El Secreto‘ de Donna Tartt. No voy a ser objetiva, así que si es lo que buscáis, podéis cerrar la pestaña ahora mismo. Voy a hablar maravillas de un libro que muchos en mi entorno criticarían al leerlo y os lo voy a recomendar a sabiendas de que puede que acabéis tirándome el libro a la cabeza.

‘El Secreto’ de Donna Tartt es un libro que encontré navegando en la red social Tumblr a la que estoy sinceramente enganchada, inclusive más que a Twitter o Instagram. Ni siquiera había reseñas u opiniones sobre el libro, tan solo imágenes con algún pie de foto muy similares a esta entrada o a esta. Recuerdo que la primera entrada que vi (no la he encontrado) llevaba como pie de foto una de mis citas favoritas del libro: « “Death is the mother of beauty”, said Henry. “And what is beauty?” “Terror”.» Cuando leí ese diálogo, fue cuando decidí que quería el libro. En aquel momento estaba leyendo “The Raven Boys: La Profecía del Cuervo”, el primer libro de la saga “The Raven Cycle” (saga que recomiendo mucho), así que no salí corriendo a la librería para adquirirlo. En su lugar, lo pedí para Navidades. Estas Navidades han ido cayendo uno tras otro varios libros que quería y el primero que quise empezar fue este.

Siempre he sido de obsesionarme con las cosas que me gustan. Con The Raven Boys me duró (de hecho aun me dura) meses. Me pasaba el día hablando sobre el libro, buscando cosas sobre el libro, releyendo el libro. Las 24 horas del día eran casi dedicadas a él. Con El Secreto me ha pasado lo mismo, pero más exagerado. Es un libro más adulto que los de la saga The Raven Cycle. Narra la historia de como Richard Papen, un chico sencillo de Plano, California, se muda a Hampden, Vermont, para asistir al Hampden College, un lugar que él, al llegar, describe como el más maravilloso que ha visto nunca y no escatima en realzar la belleza de cualquier detalle que tenga que ver con todo lo que le rodea. Al llegar allí, conoce a cinco chicos de los que pronto será compañero y que resultan a cual más intrigante y él mismo se verá envuelto en una sucesión de escenas que, no voy a mentir, al principio no tienen demasiado sentido.

El libro es lento, es un libro que puede parecer denso a cualquiera que no esté acostumbrado a leer o a quien no le gusten los libros descriptivos. A mi me encantan la descripciones recargadas y las de este libro no podrían serlo más. Describe los espacios al detalle, las sensaciones del protagonista -está narrado en primera persona-… Es imposible no enamorarse de los personajes. Pese a que tengo especial cariño a Henry y a Camilla, que son mis dos favoritos, no puedo decir que no me gusten los restantes. Es cierto que, personalmente, le hubiese dado un par -o más- de tortas a Bunny Corcoran y que me alegro de que muera (tranquilos, no es ningún spoiler, es lo primero que se dice en el prólogo), pero aun odiándolo, es un personaje que a su vez me encanta, por lo real que resulta. Son personas, y sé que diréis que todos los personajes de todos los libros son personas, pero os aseguro que, apartando El Tango de la Guardia Vieja y El Club Dumas, nunca había leído un libro cuyos personajes se me antojasen tan reales. Lucas Corso y Max Costa han sido y siempre serán mis amores literarios. Tienen mi corazón, pero ahora tienen que compartirlo también con Henry Winter y Camilla Macauly.

Así que, no digo más, sencillamente os recomiendo que lo leáis y que volváis para contarme que os ha parecido.

2 thoughts on “No voy a ser objetiva [1]: ‘El Secreto’ de Donna Tartt.

  1. Admito que me has dejado con mucha curiosidad y ganas por leer este libro ya que, ¿por qué no va a gustarme algo que te ha impresonado tanto? O_o Ya te contaré si lo hago.

    Por otra parte yo también soy de obsesiones… la peor de todas fue la de los Reptilianos y los Hombres Topo, seguida muy de cerca por Ra Ra Rasputín 😛

    ¿No bajas nunca a Madrid o qué?

    1. Aaay, mira, no me hables de Madrid, que tengo muchas ganas de ir pero poco dinero y, a partir de la semana que viene,tampoco tendré tiempo. Empiezo un curso de programación. Pero bajar a Madrid está pendiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *